Idiomas

Amputats Sant Jordi envía material ortopédico a los campos de refugiados de Siria

Amputats Sant Jordi envía material ortopédico a los campos de refugiados de Siria

  • La entidad tiene un acuerdo desde hace cuatro años con la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio.
  • Este año se ha incluído el envío de material para hacer prótesis porque los campos cuentan con ortopedistas.

El pueblo sirio hace cerca de una década que vive en guerra y la asociación Amputats Sant Jordi está solidarizada con su situación, por eso periódicamente envía material ortopédico en los campos de refugiados en Siria. Este fin de semana se produjo un nuevo envío que incluía 84 sillas de ruedas, más de 200 muletas, caminadores, inmobilizadores, etc. Esta vez, la gran novedad ha sido poder incluir material para prótesis, puesto que los campos cuentan ahora con ortopedistas que pueden prepararlas y adecuarlas en cada caso concreto.

En un territorio donde hay un conflicto armado es especialmente necesario disponer de material ortopédico, puesto que las amputaciones son habituales, como explica Lorena Blanco, presidenta de Amputats SantJordi: “No solo son causadas directamente por las heridas de un ataque o una mina, sino que, en muchos casos, la escasez de equipo médico y de curas postoperatorias hacen que los médicos tengan que amputar cuando en otras circunstancias se podría haber salvado el miembro”. La asociación catalana está muy sensibilizada con la situación de miles de mutilados sirios y por eso el 2017 estableció un acuerdo de colaboración con la ONG Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio para el envío de material a campos de refugiados en territorio sirio. Amputats Sant Jordi recoge el material que se envía desde residencias, entidades y particulares, a través de la colaboración de MRW, lo repara y lo prepara para enviar al país de Oriente Próximo.

En esta tarea tiene un papel destacado en Julio Berzal, que es el encargado de crear las sinèrgies entre entidades que permiten acciones como la de los envíos en Siria y también a otros países, como por ejemplo Bolivia.

“Somos una entidad local y nos dedicamos a ayudar, acompañar y asesorar las personas que tienen amputaciones en Cataluña, pero no podemos vivir de espaldas a la realidad de miles de sirios que no tienen acceso a los materiales que tenemos aquí. Nuestro compromiso con ellos es firme”, asevera Lorena Blanco.

Amputats Sant Jordi continuará recogiendo y reparando el material donado para llenar un nuevo contenedor que ayude a mejorar la calidad de vida de los refugiados sirios.

Colaboradores