Idiomas

El muñón

El muñón

El muñón hace referencia a la parte restante de un miembro amputado que queda adherida al cuerpo después de realizar el corte y está comprendida entre la cicatriz y la articulación. La forma más idónea es la cónica para que así el revestimiento cutáneo está bien nutrido. También es necesario que la cicatriz esté bien situada para no sufrir la presión de la prótesis y se evite el riesgo de infección.

Al ser un órgano creado en quirófano y, por tanto, una estructura nueva, tiene unas necesidades especiales. Para realizar un muñón correcto hay que tener en cuenta una serie de factores que determinarán la relación de la persona con la prótesis y su comodidad. Por ejemplo, es importante que su longitud sea de entre 20-30 centímetros en el muslo; entre 12-16 en la pierna; de unos 20 centímetros en el brazo y 18 cm en el antebrazo, todo para poder crear y llevar la prótesis posteriormente sin dificultades añadidas.

El vendaje del muñón debe hacerse inmediatamente después de salir de quirófano. Sus funciones son:

  • Reducir el edema
  • Evitar deformidades
  • Prevenir dolores fuertes
  • Dar confort
  • Estimular el metabolismo
  • Modelar el riñón para la futura protetización
  • Ayudar a tener una movilidad temprana

Es aconsejable utilizar vendas elásticas convencionales, que deberán sustituirse cuando pierdan efectividad, así como que la persona con amputación y/o alguien de su entorno aprenda a hacer el vendaje. A veces, se sustituye el vendaje por una funda elástica de muñón.

El muñón es muy propenso a sufrir lesiones cutáneas, sobre todo al inicio de la protetización, pero también durante el uso de la prótesis. Así que es importante seguir unas recomendaciones para que sea indoloro, resistente, disfrute de una buena irrigación sanguínea y tenga movilidad:

  • Limpiar el muñón cada día con agua tibia y jabón natural.
  • Cambiar el vendaje cada 4-6 horas. Antes, dejar reposar el muñón durante 15 minutos e hidratarlo haciendo un pequeño masaje.
  • En caso de notar palpitaciones, retirar el vendaje y hacer uno nuevo.
  • El vendaje no puede permanecer más de 12 horas seguidas.
  • Muscular y modelar el muñón.
  • No es aconsejable utilizar cremas, lociones u otros productos en polvo entre el muñón y la prótesis.
  • Hidratar el muñón antes de ir a dormir.
  • No dormir con la prótesis.
  • Vendar el muñón hasta un año después de la protetización definitiva, por las noches o cuando no se lleve la prótesis.

Si no se sigue un proceso correcto, puede haber los siguientes riesgos:

* Hiperdrosis. Causada por el dolor en la zona

* Roboración. Porque hay sequedad cutánea

* Inflamación. Ha aumentado la presión y puede haber infección

Twitter ASJ

Videos

Colaboradores