Idiomas

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

¿Es necesario que me ponga una prótesis?

Una prótesis ejerce muchas funciones indispensables como, por ejemplo, devolver una gran parte de la movilidad y ayudar a dominar la vida cotidiana sin la ayuda de terceros. Llevando la prótesis, se evitan problemas posturales y se equilibran otras deficiencias que podrían resultar de la ausencia del peso de la pierna amputada. Llevar una prótesis también evita que la pierna sana se sobrecargue, lo que podría causar problemas a largo plazo.

 

¿Qué es y cómo funciona la Prescripción de Artículo Ortoprotésico (PAO)?

La Prescripción de Artículo Ortoprotésico garantiza que las personas aseguradas por el Sistema Català de la Salut puedan obtener las prótesis externas, ortesis y sillas de ruedas prescritas por médicos especialistas de la red sanitaria pública y que, además, estén incluidas en el catálogo de prestaciones del sistema autonómico de salud vigente.

Sólo pueden prescribir artículos ortoprotésicos los médicos de atención especializada en la materia (traumatología, rehabilitación, neurología, geriatría...) que trabajen en un centro de la red sanitaria pública. El PAO tiene una validez de 180 días a contar desde la fecha que aparece en el papel de validación administrativa.

https://catsalut.gencat.cat/ca/serveis-sanitaris/prestacions-complementaries/prestacions-ortoprotetiques/

 

¿Dónde puedo hacerme las prótesis?

Los centros acreditados como dispensadores ortoprotésicos del CatSalut son los únicos que pueden dispensar este tipo de artículos, sin que la persona asegurada tenga que abonar previamente la ayuda económica del Servei Català de la Salut.

Una curiosidad: la prótesis debe respetar tu color de piel.

 

¿Cómo elijo el profesional protésico?

 

Hay que asegurarse de que el profesional protésico sea de confianza, tenga experiencia y que el proceso será conjunto. La relación entre una persona con pérdida de extremidad y el especialista es única. De hecho, muchas personas establecen una relación de por vida, por eso es una decisión muy importante.

 

¿Y si la prótesis no queda bien?

El proceso de ajuste de la prótesis requiere de varias visitas al especialista a fin de crear un dispositivo que se adapte completamente a la persona y sus necesidades, y es que el muñón va cambiando y continúa cicatrizando.

Siempre que haya alguna sensación incómoda, hay que comentarlo al especialista para que trate de aliviar las zonas de presión, ajuste la alineación... Utilizar una prótesis no debe ser doloroso.

 

¿Qué calzado es el más adecuado?

En caso de que la persona haya perdido la extremidad inferior, deberá tener especial cuidado con el calzado que puede utilizar, ya que la alineación de la pierna protésica está condicionada al tipo de pie y de calzado que se lleva cuando se hace la prótesis.

 

No hace falta llevar zapatos ortopédicos, pero deberemos tener en cuenta varios aspectos a la hora de comprar los zapatos. Por ejemplo, que sea cómodo, que se agarre bien al pie, que se ponga y quite con facilidad y preferiblemente, que la suela del zapato sea flexible, que absorba el impacto con el suelo y sea antideslizante.

Si queremos llevar zapatos de tacón deberemos hacer una inversión en un pie con tacón ajustable. También mencionar que normalmente no podremos usar zapatos sin sistema de apertura.

 

Diferencia entre dolor fantasma y sensación fantasma

Los amputados experimentan a menudo dolores después de la operación que están localizados en el miembro ausente y en el muñón. En muchos pacientes, el dolor fantasma es más común cuando no se usa prótesis, ya que el miembro y la interfase no tienen contacto.

Entre un 70 y 80% de las personas con amputación experimentan sensación fantasma, es decir, sensaciones que persisten a pesar de ya no tener esa parte del cuerpo: dolor, picor, hormigueo, pinchazos, descargas eléctricas, descortezado, percepción térmica, impresión de los dedos moviéndose, estar en una posición extraña o que la parte del cuerpo se endurece o se esconde.

 

Consejos para viajar

Si eres una persona con amputación, debes tener en cuenta que el volumen del muñón puede variar y si viajas en avión, tendrás la necesidad de quitarte la prótesis. Simplemente deberás tener cuidado de ponerte la silicona un rato antes de aterrizar para que el muñón vuelva a su volumen habitual.

 

Y si pasas por un arco de seguridad, ¡PITARÀS! Pero no te asustes, lleva contigo tu carné de discapacidad para poder enseñarlo.

Twitter ASJ

Videos

Colaboradores